Páginas

5 de febrero de 2013

PENCAS DE ACELGAS RELLENAS DE QUESO


Con los tiempos que corren, hay que preparar cosas ricas pero que no se note en el bolsillo. Nuestras abuelas eran unas expertas en este tipo de cosas, y la receta de hoy es un claro ejemplo.
Las pencas de acelgas rebozadas eran “la pescadilla de pobre”. Yo las he rellenado de queso y acompañado de una salsa de tomate casero. Ya había visto la receta por ahí hace mucho tiempo, y el otro día cuando preparaba puré de verdura las acelgas tenían unas pencas muy anchas, y aproveche unas cuantas para realizar la receta.
Espero que os guste.

Ingredientes (para 4 personas)
1 manojo de acelgas
Queso en lonchas gruesas 
1 Huevo
Harina para rebozar
Agua y sal
Salsa de tomate:
3 tomates maduros rallados
Media cebolla picada
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
Sal
Una cucharadita de hierbas provenzales.
Preparación

Separamos las hojas de las pencas. Les quitamos las hebras y las cortamos en trozos de unos 7 cm. Las ponemos a cocer en un cazo con agua y sal durante 15 minutos. Las escurrimos y las colocamos sobre papel de cocina para que absorba el resto de humedad.
Cortamos el queso a la medida de las pencas. Colocamos sobre un trozo de penca el queso y tapamos con otra. Con cuidado pasamos por harina y huevo batido.
Las freímos en abundante aceite caliente hasta que están doraditas por ambos lados. Reservamos
Para preparar la salsa de tomate, calentamos en aceite en una sartén y pochamos la cebolla picada muy finamente. Añadimos el tomate  y la sal, cocinamos durante 10 minutos a fuego medio. Añadimos la cucharadita de hierbas provenzales (si no tememos, se puede poner orégano, albahaca, etc) y removemos para que se integre bien.
Colocamos encima las pencas rebozadas y le damos un hervor un par de minutos.
Listo para tomar.
Notas: Las hojas de las acelgas se guardan para purés, menestra, etc.
Están rellenas de queso, pero puedes poner jamón de york, salmón ahumado, jamón serrano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada