Páginas

9 de enero de 2014

CHEESECAKE DE TURRÓN DE JIJONA


Esta tarta la prepare para el día de Navidad y no quedaron ni las migas. Si os ha sobrado una pastilla de turrón blando y no sabéis que hacer con el os animo a preparar esta deliciosa cheesecake de turrón.
La receta es de uno de mis blogs favoritos Kanela y Limón pero con alguna variación, la base es de galletas digestive en vez de galleta oreo (no me gustan muchos estas galletas lo blanco tiene mucha grasaza) y la cubierta lleva nata montada con un poco de azúcar en lugar de merengue porque me resultaba demasiado dulce juntar el turrón y el merengue.
Tan rica queda que voy a comprar un par de tabletas de turrón para repetir aunque no sea Navidad.
Espero que os guste.

Ingredientes:
Para la base de galleta:
200 gr de galletas digestive o galletas sin gluten (para celiacos)
60 gr de mantequilla pomada
Para el relleno:
500 gr de queso tipo philadelphia
200 gr de turrón de jijona
100 gr de azúcar
3 yemas de huevo
20 gr de maicena
3 claras de huevo
Para cubrir:
200 gr de nata para montar.
2 cucharadas soperas de azúcar

Preparación

Primero preparamos la base.
Trituramos las galletas (si lo hacemos con la Thermomix con 5 seg a velocidad 5 será suficiente). Añadimos la mantequilla y mezclamos bien.
Con la pasta de galletas cubrimos el fondo y un poco de los bordes de un molde de 22 cm y lo guardamos en la nevera.
Ahora vamos a preparar la crema.
Batimos las claras a punto de nieve y reservamos.
Pre calentamos el horno a 175º
Picamos el turrón finamente y lo mezclamos con el queso (si lo hacemos con la Thermomix o con la batidora será más fácil y quedará más homogéneo).
Con ayuda de las varillas eléctricas blanqueamos las yemas con el azúcar y a continuación añadimos la maicena.
Mezclamos bien con la pasta de turrón y queso.
Por último añadimos poco a poco las claras montadas con movimientos envolventes para que no se baje. Nos debe de quedar una crema de relleno espesa.
Lo volcamos en nuestro molde que ya tiene la base de galleta, tapamos con papel de plata y horneamos durante una hora más o menos hasta que al introducir un palito de brocheta salga limpio.
Dejamos enfriar dentro del horno.
Antes de servir montamos la nata con el azúcar y lo disponemos por encima.
Ya tenemos nuestra tarta.
Notas: Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Si la base se hace con galletas sin gluten es perfecta para celiacos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada