Páginas

18 de marzo de 2015

TARTA DE PIÑA

Esta es la tarta perfecta para unas prisas, se hace en un momento, los ingredientes se tienen a mano y solo necesitas unas 5 horas en la nevera para que cuaje. Listo ya tienes una tarta muy ligera y rica.
A mí me gusta mucho pero porque me encanta la piña, de vez en cuando me compro una, la limpio y la guardo en la nevera y así ya tengo algo que picar para un ataque de hambre.

Espero que os guste.

Ingredientes
Para la base:
Bizcochos soletilla
Para la tarta:
1 bote de kg de piña en su jugo (necesitamos el jugo y las rodajas)
350 gr de rodajas de piña
150 gr del jugo
100 gr de azúcar
500 gr de nata para montar
2 sobres de gelatina neutra
Rodajas para adornar

Preparación (con thermomix):

En un molde de 22 cm colocamos los bizcochos y lo mojamos con un poco de jugo de piña.

Colocamos el azúcar en la thermomix y programamos 10 segundos, velocidad  progresiva 5-10. Reservamos.

Montamos la nata con la mariposa y reservamos en un cuenco amplio.
Sin lavar el vaso, ponemos el jugo de la piña y programamos 2 minutos, 70º, velocidad 1. Añadimos la gelatina poco a poco por los bordes y mezclamos un par de segundos velocidad 3. Sacamos y reservamos.

Colocamos en el vaso el azúcar, las rodajas de piña escurridas y programamos 15 segundos, velocidad 5.

Mezclamos la pasta de piña con la nata montada y a continuación añadimos el jugo de piña (reservamos un poco para la decoración), todo con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla.

Lo vertemos en el molde y alisamos.

Colocamos las rodajas de piña para adornar y vertemos el resto del jugo de piña.

Guardamos en la nevera para que cuaje y este fresquita.

Pasadas unas 5 horas desmoldamos y listo para tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada